Cuenta la leyenda…

Allá por el año 1953 después del servicio militar Francisco (el fundador) pide prestado a su padre un terrenito para comenzar a llevar a cabo una idea que tenia en mente.

Francisco con su último sueldo de embalador compra un viaje de leña y una sierra y decide acomodarse en el terreno prestado, para cortar la leña y comenzar a venderla al público.

Con el éxito de la primer venta le compra el terreno a su padre y decide agregar algo de forrajes; a medida que los clientes comenzaron a pedir materiales de construcción, Francisco vio que eso podía ser un gran negocio así que aposto todo y se largo, formando lo que hoy es el Corralón de ventas de materiales para la construcción ubicado siempre en el mismo lugar de inicio.

Al principio trajo todo a pedido, hasta que empezó a comprar en forma directa a proveedores, manera en la que se hace actualmente la reposición de los mismos.
En los ’80 puso una sucursal ofreciendo a los clientes la parte de terminación del interior de las viviendas (griferías, sanitarios, revestimientos, etc.…) de esa manera con mucho esfuerzo trabajo y pasando por muchas dificultades se llego hasta aquí.

Corralón Yacopino SA hoy es líder del mercado de la construcción en Cipolletti. Una clara visión empresarial, la atención personalizada y la gran variedad de productos que ofrece, son la clave de su reconocimiento, posicionándose como una de las empresas más representativas de Cipolletti y la región, como un referente de calidad en el rubro.

Las alianzas comerciales, la ubicación estratégica de su casa central y sucursales; la incorporación de modernos sistemas informáticos de gestión y una completa flota de vehículos han diferenciado a Yacopino en el mercado… De igual forma, la generación de nuevas y mejores formas de pago y más de 20.000 productos en constante rotación, son claras muestras del avance y de los logros alcanzados por Corralón Yacopino SA.

Da cuenta de su desarrollo la creación de un departamento de compras, destinado a cubrir sus exigencias y necesidades en forma constante. También el asesoramiento comercial personalizado a empresas constructoras y profesionales de la construcción, el asesoramiento de obras y el acompañamiento mutuo que asegura una relación de confianza y de crecimientoa largo plazo con el cliente.

En este contexto Yacopino decide dar un paso adelante, mediante la creación de un nuevo Centro de Almacenamiento y Distribución, obteniendo una mayor infraestructura que facilitará las tareas de logística de obras y proyectos de envergadura, respondiendo con mayor celeridad y eficacia a los proyectos, peticiones y urgencias de cada uno de ellos.

De igual manera, Yacopino atiende al mercado de Cipolletti y alrededores a través de tres sucursales ubicadas en el Acceso a Cipolletti sobre la ruta 22, en el centro de Cipolletti en calle Esmeralda y en un punto estratégico de la ciudad de Fernandez Oro. Estos locales cuentan con Showrooms de productos exclusivos, ágil acceso, variedad, disponibilidad de stock, calidad, asesoramiento, calidez y el servicio de siempre, a disposición de todos los que piensen en construir… porque si hablamos de construcción en esta zona, hablamos de Yacopino

.

Hoy, Yacopino abre su mercado a la zona Oeste de las provincias de Río Negro y Neuquén… a través del asesoramienot comercial personalizado, llevado a cabo por vendedores con experiencia, formación y gran profesionalismo se atienden a nuevos clientes de las localidades de Aluminé, Villa Pehuenia y Moquehue, acercándoles a sus casas todos los materiales de construcción, la calidad, la infraestructura y la garantía de un Corralón que dá respaldo a las obras en construcción hace casi 60 años…

Es así como en la mayoría de los edificios de la ciudad, en la mayoría de sus casas, locales y espacios públicos, se encuentran materiales que han sido provistos por Corralón Yacopino. La empresa se siente parte, y quiere estar presente en todos los proyectos, en todos los sueños, en todas las ideas de sus conciudadanos, ayudando a transformar en realidades esos proyectos… Corralón Yacopino, construyendo ideas…